4 Reglas de oro para mantener el pelo sano

Salud y Belleza | 18/06/2018 | 7.75 / 10 | comentarios
Lava tu cabello como mucho tres veces a la semana, si puedes conseguir lavarlo una o dos veces mejor. Si tienes el cabello graso, tienes que saber que cuando más frecuente lavas tu cabello, más graso se vuelve, porque al lavarlo a diario, lo estás resecando, y el cuero cabelludo reacciona segregando más grasa.

Seca el cabello sin frotarlo ni retorcerlo. Escurre el agua desde las raíces hasta las puntas arrastrando el agua con las manos pero sin retorcerlo. Se trata de no levantar las cutículas. Las cutículas de cabello son como mini escamas que van hacia abajo, y todo lo que hagamos con el cabello, que vaya en contra del sentido de las cutículas, lo va a estropear.

Usa lo menos posible las fuentes directas de calor sobre tu pelo y siempre pon antes un protector del calor. Para secar el pelo cada día, puedes usar el secador con el aire algo templado. Si lo pones caliente, trata de no acercarlo mucho al pelo y al cuero cabelludo para no dañarlo. Tal vez no sepas que el calor sobre tu cuero cabelludo fomenta la aparición de grasa temprana, por lo que te va a durar menos tiempo limpio.

Desenreda el cabello a diario empezando por las puntas y ascendiendo hacia la raíz y mejor con el cabello seco. El pelo húmedo es más fácil de quebrar. Si lo tienes muy muy enredado puedes desenredarlo en la ducha con el pelo bien impregnado en crema suavizante o mascarilla y tratando de no dar tirones, recuerda, desde las puntas y ascendiendo a la raíz.

Si consigues no saltarte estas cuatro reglas de oro estarás más cerca de conseguir un pelo sano y con este aspecto...
Pelo sano
Cabello sano
¿Te gustan los consejos para el pelo?
¿Te gusta esta web?
Regístrate y accede GRATIS a nuestra comunidad
Añade tu comentario sobre este consejo