3 Trucos para que el autobronceador no te quede a manchas

Salud y Belleza | 26/06/2017 | 8.75 / 10 | comentarios
Seguro que ya has probado diferentes tipos de autobronceadores y siempre te pasa lo mismo: por donde queda uniforme te encanta, pero siempre hay una zona de tu cuerpo donde el autobronceador te ha dejado unas antiestéticas manchas en la piel que luego es dificilísimo de quitar. Esto aún se nota más en las pieles muy blanquitas, que son justo las que más necesitan usar autobronceadores, pero a partir de ahora ya no te va a pasar.

Da igual si aplicas un autobronceador en espuma, en crema, en gel o en toallitas, incluso da igual si el autobronceador es de los carísimos o de los baratos, lo que siempre debes hacer para evitar las manchas en la piel son estos tres pasos:

1º Exfolia toda la piel donde vas a aplicar el autobronceador. Este paso no debes saltártelo nunca, ya que el autobronceador se va a fijar muchísimo en las zonas de la piel donde hay más acumulación de células muertas.

Si no has comprado ningún producto exfoliante de la piel, puedes hacerte un exfoliante natural en casa con aceite de oliva y sal gruesa. Es muy sencillo de hacer, mezclas en un bol unos dos o tres dedos de aceite de oliva y le añades dos o tres cucharadas de sal gruesa; tras la ducha, lo aplicas haciendo movimientos circulares por toda la piel del cuerpo, e incluso la piel de la cara, con movimientos suavecitos. Insiste en la piel de todas las articulaciones, que es donde más gruesa está la piel, y en talones.
Aclara con agua tibia, seca toda la piel bien, y aplica una crema hidratante corporal y facial.
Una vez que la hidratante corporal y facial se ha absorbido, la piel estará seca, completamente suave e hidratada, y es cuando estará lista para aplicar el autobronceador.


Si eres muy blanquita, te recomendamos que las primeras aplicaciones uses un autobronceador en crema diluido con body milk. Mezcla a partes iguales la cantidad de autobronceador y de crema hidratante corporal que vas a necesitar para una zona de tu cuerpo. Verás que está bien mezclado cuando quede de un color uniforme. Aplica esta mezcla por partes, primero haz una pierna, luego otra, y vas ascendiendo hasta llegar a la cara. En la cara puedes hacer esta mezcla con tu hidratante facial.
Reparte bien el producto fijándote bien en que no queda ninguna zona de tu cuerpo por aplicar, recuerda que también tienes que extender por la nuca, detrás de las orejas, cuello escote, cara interna de los brazos...

Inmediatamente después, aplica una nueva capa de crema ya sin autobronceador para terminar de repartir
bien el producto. Esto hará que las posibilidades de que aparezcan manchas de autobronceador sean nulas.
Espera 5 minutos antes de vestirte. No olvides lavar bien tus manos para que no te queden oscuras.

El color aparecerá unas dos horas después de todo este proceso, pero el color definitivo tardará algo más. Las siguientes aplicaciones hasta conseguir el color deseado las puedes hacer al día siguiente, pero esta vez como tu piel ya está exfoliada, no tienes que realizar este paso, y además si lo hicieras, arrastrarías el color conseguido.

Si tu piel no es tan blanca, puedes usar el autobronceador directamente sobre la piel exfoliada e hidratada como te hemos explicado, y a continuación repartir una buena dosis de body milk o crema hidratante, para terminar de repartir bien el producto.

Es muy importante que mantengas muy bien hidratada tu piel cada día, para que la piel no se descame, el color te dure más tiempo, y se siga viendo un tono uniforme.

Y ya está, con esto ya puedes lucir un bronceado ideal sin sufrir los daños del sol en la piel, y nadie sospechará que te aplicaste un autobronceador.
Autobronceador sin manchas
bronceado uniforme con autobronceador
¿Te gusta este consejo?
¿Te gusta esta web?
Regístrate y accede GRATIS a nuestra comunidad
¿Vas a probar estos consejos? ¿Los has probado ya?